Volumen bajo

La Premier League, o mejor dicho, el fútbol británico, mantiene viva una característica que no pierde ni en los encuentros más pesados, caso del derbi de Manchester acontecido ayer: su banda sonora. En las islas, la grada emite un sonido ambientecaracterístico que comienza a escucharse cuando algún jugador arranca, surge un espacio para correr o el equipo de casa se acerca al área para posteriormente producir un saque de esquina, momento en el que el ambiente torna en estallido. Es un sonido intransferible, que casi nadie logra silenciar porque casi nadie quiere que eso ocurra o casi nadie está en disposición de hacerlo. Entre los pocos de este grupo está Jose Mourinho, un entrenador que siempre ha entendido que en los partidos importantes ese sonido debe escucharse lo menos posible.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
En su visita al Etihad Stadium, sin Ibrahimovic ni Pogba, Mourinho planteó el clásico partido en el que reduce al máximo variables y espacios desde el principio hasta el final, mentalizando a sus jugadores de que no llegar a la portería contraria es algo con lo que deben convivir, ante lo que estar preparado. En esta ocasión, en su enésimo enfrentamiento con Guardiola, el portugués optó por un repliegue total; una defensa en campo propio razonada por la ausencia de espacios para Sané y Sterling, mucho tiempo para que Touré y Fernandinho pudieran pensar y grandes dosis de concentración y fijación sobre De Bruyne y Agüero, los más finos entre un mar de piernas. La idea, fijada en parte hacia su rival, tenía su correspondiente valor en clave United, dándole a De Gea contexto para brillar bajo palos si así era necesario, poder salir en largo hacia Fellaini y aprovechar los carriles largos con Martial, Mkhitaryan y Marcus Rashford.

En ese partido de mínimos, la primera parte estuvo más cerca de ver al City de Pep adelantarse. Con la salida de balón garantizada, ante un United de altura defensiva muy baja, los citizenencontraban posiciones exteriores con relativa facilidad y era el Kun Agüero el que agitaba sobre la frontal para crearse oportunidades con las que armar su pierna derecha. Con cierta superioridad sobre Daley Blind, el argentino supo subir el volumen a dicho ambiente, aunque sin acierto. Fue el único jugador al que el United no pudo contener del todo, pues a los hombres de banda y a los medios, el United pudo defenderlos de cara, rodeados y con una pierna de más. La tranquilidad para Guardiola estuvo también en la recuperación posterior. El bloque bajísimo de Mou le negó la segunda jugada, y la salida hacia Fellaini, siempre ganada por el belga, no tuvo balones en ventaja una vez contactaba de cabeza. El United no salió en toda la primera mitad, excepciones puntuales en las botas eléctricas de Martial.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Lo de la segunda parte resume el éxito de Mou exprimiendo al máximo sus planes de mínimos, su capacidad para mutear los partidos. La circulación skyblue perdió agitación, se volvió aún más espesa y las ocasiones se sucedieron a cuentagotas. Sin los cracks para hacerse con el partido, el United confió su plan a la madurez defensiva de Ánder Herrera, incansable sobre De Bruyne. Sólo Gabriel Jesús, en el 91′, pareció romper con el silencio, pero fue una falsa alarma. No hubo lugar para el estruendo.

Gano el Madrid 2

Tres días después de ver como Lionel Messi plantaba la banderaen el Santiago Bernabéu, el Real Madrid visitó Riazor, antaño terreno de la desesperanza, como un equipo desbordante, incontestable y feliz. Como en Leganés o Gijón, Zinedine Zidanetomó la decisión de dar entrada a su segunda unidad al completo y no parcialmente, como si en tiempos paralelos, esos once futbolistas jugaran juntos todas las semanas. Los blancos jugaron con tal nivel de entendimiento y fluidez que transmitieron justo esa y no otra sensación. El Dépor cayó ante una suma de jugadores que, desde la colectividad, ofensivamente rozaron la inspiración de un conjunto de noviembre. Y lo hizo por dos veces, pues tuvo que reaccionar cuando a los gallegos les salió lo que buscaban. Pepe Mel fue muy ofensivo y se la jugó en todo momento.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Para resumir en términos de resultado y productividad lo acontecido en los primeros veinte minutos debe apuntarse que el Real Madrid pudo anotar los seis goles que marcó en dicho espacio de tiempo. Llegó a rematar prácticamente en cada acercamiento y lo hizo con posibilidad de construir en sociedades o hacerlo en grupos más pequeños en medio de un galope. Marcando diferencias desde el estado de positiva alerta que transmiten los Isco, Asensio, Morata, Kovacic o James, todos de una calidad primorosa, los de Zidane aprovecharon para abrir en dos a un Deportivo que desde esa vulnerabilidad exponía su plan de partido. Mel buscó la cabeza alta en los suyos y abrió a sus laterales a muchísima altura, dando a los extremos los picos del área y a los pivotes la misión de ser muy agresivos con la pelota. Bergantiños buscaba en raso a Çolak para batir línea y Guilherme cambiaba de orientación hacia el ofensívisimo Juanfran. Pero lo cierto es que esto, aprendido desde la pizarra, se vio tras el minuto 22, cuando el choque giró. Antes, un vendaval blanco.

Hasta ese momento se vio a un Madrid que marcando al primer minuto se expresaba sobre el campo de la manera en que lo hace con sus suplentes. Con una energía diferente, más fresco, con un punto de iniciativa constante, apoyado en el inagotable Isco, el toque y llegada de James, la profundidad de Morata y la adaptación del resto. Hay en este Madrid II un lenguaje diferente, en el que determinados jugadores pueden activar un contragolpe desde tres alturas distintas -Kovacic, Asensio, Morata-, y que sabe no solo amenazar sino situarse con mucha continuidad a espaldas de la zaga, una zona que activa por la perspectiva con la que la miran sus integrantes. Este Madrid tiene en esa zona su objetivo y puede llegar a ella con pocos o con muchos, tocando o lanzando, pero haciendo caso a dicha referencia, sin pararse demasiado, si es posible.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El Dépor, que cerraba únicamente con los dos centrales, quedó muy expuesto en su balance, que es de recibo señalar que así fue por la discontinuidad defensiva de sus hombres de ataque. Era tan rápido el robo blanco o el error blanquiazul, que o no les daba tiempo a cerrar espacios o cuando miraba al rival tejer la jugada, no igualaba en actividad y sufrimiento. Ahí es donde castiga Isco sumando pases, controlando y alargando la posesión, y Asensio con el punzón junto a un James muy móvil y completo. Con 0-2 y hasta el 1-3, el Dépor reaccionó. Y de qué manera. Tuvo mérito y estaba planeado.

Italia y su fantasía

El Calcio es táctica, romanticismo y tradición. Pero como muy bien contaba Enric González en sus maravillosas “Historias del Calcio”, lo más importante es cómo estas características se entrelazan hasta el punto de no poder ser analizables de forma independiente. En Italia el fútbol es un todo, éstas son sus partes y de su combinación surgieron una serie de figuras que, como hijos responsables, han ido definiendo y acompañando perfectamente al padre. Hoy Leo Bonucci sigue la estirpe de los Maldini, Scirea, Baresi y Nesta. Sin embargo, a los Mazzola, Boniperti, Baggio o Rivera no hay quien los esté sucediendo. E Italia lo lleva notando desde hace tiempo.
Ante la Suecia de Jan Andersson, una selección de mecanismos simples pero bien entrenados, la falta de creatividad e imaginación entre líneas de la Azzurra fue determinante. Nadie pisaba esa zona, nadie daba ese pase, nadie hacía esa jugada que todos estamos visualizando en estos momentos. Los primeros pases de De Rossi y algunos gestos que fue filtrando Verrati le concedieron una posesión cada vez más arriba a la Italia de Giampiero Ventura, pero apenas lograron desbordar a los suecos en la primera mitad. Belotti e Immobile, sin espacios ni asistencias, pero también sin aportar nada para cambiar su situación, pasaron absolutamente desapercibidos. Sólo por izquierda, con Darmian subiendo continuamente, lograron desestabilizar en alguna ocasión el arquetípico 4-4-2 de los suecos.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El gol de Jakob Johansson, que llegó en el mejor momento de Italia, cuando de forma más rápida y fluida estaba logrando atacar, no hizo si no enfatizar el problema de los cuádruples campeones del mundo. Un problema que, además, no parece tener solución a nivel individual. Candreva es un muy buen futbolista que cuanto más interviene mejor juega su equipo y contar con Lorenzo Insignemás de lo que se ha venido haciendo podría aliviar este déficit, pero pase lo que pase a esta generación le falta ese genio que, aunque fuese de una manera menos tradicional, como podía representar Del Piero, sea capaz de cambiar el guión de los encuentros.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Es algo que le lleva restando competitividad en los últimos años. Ayer, si cabe, fue aún más notable por la sorprendente falta de contundencia de su trío de centrales. Mañana, si cabe, lo será más por la ausencia de Marco Verratti en un partido en el que Italia va a tener que asumir el peso del partido desde el primer minuto. Porque el sufrimiento, los problemas y las dudas que pueda despertar el seleccionador no son cuestiones con las que la Azzurra se sienta incómoda. Pero lo de no tener a su genio… Eso no es el Calcio.
efectivamente desde la salida de Totti, Italia no tiene un trequartista que decida los partidos con su talento, pero como dice Pedroseriea, cuentan con Bernardeschi que puede encajar muy bien en ese rol, de hecho si no me equivoco en la Fiorentina ejerció como tal en algunas ocasiones. Es raro que no lo haya ido probando ahí Ventura, no obstante creo que esa figura no casa con el esquema que suele usar el técnico genovés.

Rakitic

Los partidos más brillantes de Busquets dirigido por Valverde han coincidido con aquellos planteamientos en los que Rakitic ha ejercido labores más de segundo pivote que de interior derecho. Y si estuviera interesado, Lopetegui dispondría en la Selecciónde una alternativa de primer nivel para reproducir la estructura: Illarramendi.

A título táctico, el plus que ofrece a Busquets formar parte de un doble pivote es la altura que le permite alcanzar en el campo el hecho de saber que tiene las espaldas cubiertas. Y con Sergio, más arriba siempre ha equivalido a mejor. Su destreza en la pared, el control orientado y el primer toque han significado mucho en zona de mediocentros, pero son virtudes que alcanzan otra dimensión en las proximidades de la frontal rival. Además, por supuesto, cuanto más cerca de esta se para Busquets, mayor resulta su influencia en la presión y en el robo adelantado, que son sus pluses defensivos.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Si el aporte en la pizarra fuera insuficiente, el perfil técnico de Illarramendi también encajaría de maravilla con Busquets en todo menos en el hecho de que a ambos les gusta liderar la salida de balón y relacionarse con los centrales en esos primeros pases. Una vez superado ese trámite, la capacidad para aglutinar balón y para organizar del donostiarra daría tiempo y eje de sobra al catalán para moverse en torno a él y tomar las posiciones que más le convienen -que se insiste, casi siempre son adelantadas-.

Considerando la ausencia de un interior de base de la jugada que esté funcionando en la Selección como lo están haciendo los del escalón superior, porque ni Thiago ni Koke están destacando ni Parejo ni Ander están recibiendo la oportunidad, quizá sería una variante a tener en cuenta. Y Lopetegui no parece estar en contra de manejar varios sistemas y posibilidades. Más bien, al revés.

“un jugador como Busquets para sistemas más deficitarios en cuanto a posesión no los veo tan indiscutibles. Considero que mismamente Illarramendi, con interiores como Ander, Parejo, Ceballos e inclusive Isco o Silva más retrasados pueden dar más en un plan A,Si tiene un nivel óptimo y la confianza del Mister, adelante con Busquets. Pero si sus compañeros son Koke y Thiago no creo que salga tan de cara la carta.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Creo que o Ceballos o Parejo deben ser ya planes alternativos ya, e inclusive Soler del Valencia podría ser otra carta muy interesante. Veremos a ver, porque entre absoluta y sub hay un ramillete para 5 posiciones extenso y variado”

¿Qué 5 jugadores (obviando delantero) serían ideales en contexto posesión y presión asfixiante tras perdida en contexto selección?
“Illarramendi es fundamental para la idea de Lopetegui. También lo pienso de Ander Herrera, que es el otro futbolista que puede jugar en esa posición. No creo que Saúl, Koke, Thiago o Iniesta ahora mismo estén para estas cuestiones.
La mejor solución de largo, me parece que lo que mejor encaja como un guante, para mí lo que no se sostiene es apostar por Thiago ahí.